En este momento estás viendo Guía sobre los resfriados

Guía sobre los resfriados

Sin duda la consulta estrella de estos días. Los catarros (o resfriado común, o infección respiratoria de vías altas..). Pues cuando empieza el cole los virus (cientos de virus) que provocan catarro se lo pasan pipa de peque en peque.

Más de 200 virus causan los resfriados. 

En el post de hoy os cuento lo que podéis hacer en casa con vuestro peque, lo que no se aconseja, cuándo debéis consultar y algunos mitos bien arraigados sobre los catarros.

Síntomas:

Los catarros (también llamados: resfriado común, infección respiratoria de vías altas) provocan mucosidad y tos. También puede haber fiebre, sobretodo durante los primeros 3-4 días y principalmente en niños/as más pequeños. La tos y los mocos pueden durar varios días, incluso 2-3 semanas. También puede haber dolor de garganta, dolor de cabeza, malestar, comen peor… 

¿Qué haremos?

Muchas familias consultáis cuando vuestros peques empiezan con estos síntomas. La mayoría de veces no es necesario consultar, pues probablemente no recetaremos nada a tu peque ya que el tratamiento de los resfriados es sintomático. Es decir, no tenemos una medicación que lo cure. Ni los antibióticos ni los mucolíticos, descongestivos, antitusígenos se recomiendan en la gran mayoría de los casos. La mayoría ineficaces y con el riesgo de producir efecto secundarios indeseables.

Por tanto, si nuestro peque empieza con síntomas de catarro:

  • Lavados nasales con suero fisiológico. A demanda cuando el peque comience con mucosidad. Sobretodo si le dificulta el comer, dormir o respirar. 
  • Apiretal o Ibuprofeno, si el peque tiene malestar o dolor (independientemente de si tiene o no fiebre y del grado de la misma)
  • Alimentación sin forzar, saludable y apetecible. 
  • Ofrecer líquidos de manera frecuente
  • Observar si aparecen síntomas de alarma

¿Cuándo debemos consultar?

Los peques cogen entre 10-15 resfriados al año, concentrados sobretodo en los meses más fríos. Un catarro en sí mismo no es motivo de consultar al pediatra (y menos en urgencias), aunque si es cierto que es nuestro día a día en la consulta de atención primaria o en urgencias hospitalarias. En general si un niño tiene catarro sin fiebre (o fiebre de reciente inicio) y sin síntomas de alarma, con buen estado general podemos permanecer en casa.

Debéis tener en cuenta que hay una serie de motivos por los cuales si que recomiendo consultar (en primer lugar, a ser posible, en el pediatra habitual).

  • Tiene dificultad para respirar: tos continua, respira muy rápido, se le mueven las costillas al respirar…
  • La fiebre no empieza a mejorar tras 3-4 días de duración. O vuelve a empeorar al poco de haber mejorado.
  • Tiene menos de 3 meses
  • Se encuentra muy decaído o irritable, incluso cuando ha bajado la fiebre
  • La tos dura más de 3 semanas 
  • Aparecen petequias  en la piel (manchas color vino en la piel que no desaparecen al estirar la piel).
  • Rechaza el beber o el comer de manera importante. 
  • Vomita continuamente.

Mitos

Aprovecho para desmentiros unos cuantos mitos relacionados con los resfriados. ¿Los habías escuchado?

  • Los resfriados no se contagian por ir descalzo. Ni por ir poco abrigado, ni por tener el pelo mojado.
  • Los mocos verdes son normales en la evolución del catarro. No es sinónimo de complicación ni necesidad de antibiótico.
  • Los descongestionantes, mucolíticos, anticongestivos, antitusivos… en general no se recomiendan. No hay evidencia de su eficacia y pueden tener efectos secundarios, por lo que la mayoría están contraindicados en los niños pequeños (menores de 2 o incluso 6 años)

Deja una respuesta