En este momento estás viendo Infusiones y bebés

Infusiones y bebés

Desde hace siglos las plantas se han empleado para el tratamiento de todo tipo de dolencias, y hemos llegado al punto en el que existen preparados comerciales a base de hierbas diseñados específicamente para niños. Prometen mejorar el sueño, disminuir los cólicos…

¿Queréis saber los motivos por los cuales NO RECOMIENDO ESTOS PRODUCTOS para los niños?

1️⃣La leche (materna o fórmula) debe ser el único alimento de los bebés hasta los 6 meses. No se debe ofrecer agua, zumos, NI INFUSIONES.
.
2️⃣Tienen un valor nutricional nulo ( no les aporta ningun nutriente).
.
3️⃣Desplazan el consumo de leche. Dando estos líquidos a un bebé le saciará, rechazando en consecuencia después su alimento, la leche.
.
4️⃣Todo azúcar. Si miramos la composición de las infusiones “para bebés” veremos que está compuesta principalmente (más de un 90%) por dextrosa (en otras palabras: AZÚCAR).
*Ejemplo1: DEXTROSA, extracto de tila (3’5%), Melisa (2’5%) y manzanilla (2%).
*Ejemplo2: DEXTROSA, manzanilla (4%), hinojo (3’5%).

Leyendo la tabla nutricional: por cada 100gr de producto hay 95 gr de azúcar.
👇🏽👇🏽.
El azúcar contiene calorías vacías (sin nutrientes), aumenta el riesgo de obesidad y caries, y predispone a los niños al sabor dulce (dificultando más adelante la aceptación de otros sabores). ¿Recordamos que el azúcar es uno de los alimentos prohibidos antes de los 2 años?.
.
5️⃣No tienen eficacia probada en aquello que prometen.
.
6️⃣Natural no significa inocuo. No existen estudios de seguridad y no se conocen dosis seguras en niños 👉🏼 Pueden resultar peligrosas y provocar intoxicaciones:
🔸El anís estrellado, tradicionalmente empleado para aliviar los cólicos del lactante (“anisetes”), sin ninguna evidencia por cierto, no se recomienda en menores de 18 años por sus efectos neurológicos: somnolencia, convulsiones y coma.
🔸La manzanilla y algunos tés contienen compuestos que se ligan al hierro y a otros minerales, evitando que el bebé los absorba adecuadamente.

Como conclusión: durante el primer año de vida el bebé no debería tomar infusiones. Ni son recomendables, ni les aporta ningún beneficio e incluso pueden ser perjudiciales.

Deja una respuesta