En este momento estás viendo Síndrome de muerte súbita del lactante

Síndrome de muerte súbita del lactante

El síndrome de Muerte Súbita del Lactante (SMSL) es la muerte repentina e inesperada de un niño menor de un año durante el sueño, en la que la autopsia no revela la causa. De forma inexplicable.

El 80% ocurre en menores de 6 meses. Por encima de esta edad el riesgo es menor.

Es la causa más frecuente de fallecimiento entre el mes y los 12 meses de vida. Se estima que hay 0,5-1 caso por cada 1.000 nacidos vivos, lo que en España daría lugar a unos 100 sucesos cada año. 

La causa por la cual se produce se desconoce. Se piensa que no existe un factor que por sí solo pueda provocar este SMSL sino que lo más probable esquema se combinen varios factores.

Existe una serie de factores protectores y otros de riesgo, con los que aumentará o disminuirá la probabilidad de que se produzca. Algunos de ellos son modificables, por lo que podemos intervenir activamente para evitarlos/favorecerlos.

  • Factores de riesgo: se han relacionado con un aumento de la probabilidad.
    • Madre: hábito tabáquico (riesgo x4), edad (más riesgo en madres jóvenes), consumo de alcohol y drogas, complicaciones de la gestación o del parto.
    • Del bebé: prematuridad, bajo peso, gestación múltiple, historia de apnea, hermano fallecido por este síndrome (¿factores genéticos? ¿ambientales?)
    • Ambiente:
      • Posición para dormir: dormir boca abajo constituye el factor de riesgo modificable más importante. Desde la recomendación de dormir boca arriba ha disminuido un 50% los casos.
      • Objetos en la cama: cojines, colchas, almohadas
      • Superficie blanda (sofás, sillones, colchones blandos)
      • Colecho inseguro: compartir la cama con un bebé, sobretodo si éste es menor de 3 meses, es un factor de riesgo para el SMSL. Sin embargo el colecho favorece la lactancia materna, factor protector frente al SMSL. Por lo tanto podría realizarse siempre y cuando se realice de manera segura. 
  • Factores protectores: han demostrado disminuir la probabilidad de sufrir una muerte súbita. La gran mayoría de ellos son modificables, es decir, podemos intervenir  activamente para que se produzcan.
    • Lactancia materna
    • Vacunación: disminuye al 50% el riesgo
    • Habitación:
      • Ventilada
      • Temperatura adecuada
      • Compartir con padres pero en otra cama
    • Uso del chupete: no se conoce exactamente el motivo. Sin embargo lo recomendable es esperar a que se establezca la lactancia antes de usarlo (no antes de las 3-4 semanas de vida del bebé) ya que puede interferir con ella. Pero nunca forzar a que lo coja. Y siempre teniendo en cuenta vuestra voluntad dentro de la crianza.

 

Actualmente estas son las recomendaciones:

  • Poner a DORMIR BOCA ARRIBA SIEMPRE.
    • Es el factor modificable más importante. Dormir boca abajo múltiplica considerablemente el riesgo.
    • De lado tampoco se recomienda por ser una postura inestable. El bebé podría rodar fácilmente durante el sueño y pasar de estar de costado a quedar boca abajo.
    • ¿Y si se voltea? Si ya se voltea en AMBOS sentidos se considera que el riesgo ha disminuido considerablemente, pero antes habría que girarle.
    • ¿Y si vomita/regurgita y se ahoga? En los bebés sanos o con reflujo no existe mayor riesgo de ahogamiento al dormir boca arriba.
    • ¿Y si se le aplana la cabeza? Cuando esté despierto conviene ponerlo boca abajo un rato, siempre bajo vigilancia: fortalece el desarrollo de la musculatura y previene la plagiocefalia postural. (desarrollan una zona plana en la parte posterior de la cabeza porque pasan demasiado tiempo acostados boca arriba). También

      cambia la posición del bebé en la cuna y permítele pasar más tiempo boca abajo supervisado mientras está despierto.

  • La cuna debe estar homologada.
    • El colchón debe ser FIRME y DURO.
    • Cama libre de objetos: no se deben usar almohadas, cojines o juguetes blandos. Evitar mantas, sábanas o edredones en la cuna (todo aquello que pueda obstruir su cara). Si se usa ropa de cama deberá estar bien anclada en la parte inferior.
    • La cuna próxima a la cama de los padres, en la misma habitación. Se recomienda dormir en la misma habitación que los padres (pero en una superficie independiente) hasta al menos los 6 meses de edad cuando el riesgo de SMSL es mayor (aunque  la Asociación Americana de Pediatría recomienda hasta los 12 meses).
    • Si se hace colecho… COLECHO SEGURO!
  • Apostar por la LACTANCIA MATERNA. La lactancia materna reduce el riesgo de muerte súbita.
  • Evitar el sobrecalentamiento. No abrigar excesivamente al niño. Habitación ventilada y aireada.
  • Hábitos de vida saludables. NO FUMAR en casa ni en presencia de los niños. Tampoco durante el embarazo.
  • El uso del chupete una vez ya esté establecida la lactancia materna (tras el primer mes aprox) para que no interfiera con ella.
  • Calendario vacunal al día

Esta entrada tiene un comentario

Deja una respuesta